Accesorios para un traje de vestir masculino
En determinadas situaciones debemos cuidar mucho nuestro estilismo, apostando por las piezas más elegantes y sofisticadas. Aquí se encuentran los hombres que por motivos laborales se ven obligados a recurrir a este tipo de prendas y estilismos como el traje de vestir, y para ellos está dedicado el artículo de hoy, donde nos centraremos en los complementos más adecuados y que mejor combinan con el traje.

Uno de los accesorios más frecuentes para acudir a la oficina con nuestro traje suele ser el maletín, que confiere al look definitivo un aire elegante y cuidado. En este sentido debes optar por un maletín de piel, siendo además aconsejable escoger los diseños más atemporales, de esos que no pasan fácilmente de moda.

Accesorios para un traje de vestir masculino
Otro consejo básico de estilismo que algunos hombres olvidan cuando se acerca la temporada de primavera-verano y empiezan a subir las temperaturas son los calcetines. Es fundamental tener en cuenta el tipo de calcetín que vas a lucir, los grandes clásicos suelen ser el negro, el gris o el azul marino, siendo muy recomendable dejar a un lado los estampados originales y divertidos, que son tendencias deportivas que en este caso no tienen cabida.

En cuanto a camisas se refiere, tienes una amplia variedad cromática para elegir, desde la clásica camisa blanca, hasta las rayas marineras en tonos azules, pero también puedes apostar por los cuadros escoceses o incluso atreverte con camisas en colores más atrevidos como el verde o el rosa. Y como toque final para un look perfecto con el dejar atónitos a todos tus compañeros de oficina, tan sólo te falta escoger el zapato más adecuado.

Yo te aconsejo apostar por los clásicos zapatos de hebilla y cordones, una buena idea son por ejemplo los de estilo Oxford, que son los grandes protagonistas, aunque también puedes optar por un diseño más urbano y escoger unos zapatos con troquelado tipo Brogues. Si sigues esta pequeña guía de complementos y accesorios básicos seguro que aciertas y más de un compañero de trabajo te pide consejos de estilismo.