Alimentación después del ejercicio físico
Con el verano a la vuelta de la esquina, muchos de nosotros nos hemos puesto las pilas para conseguir un físico envidiable y esta próxima temporada de playa poder lucir por fin ese cuerpo serrano, al más puro estilo de Los vigilantes de la playa, y tal vez con un poco de suerte puedas ligarte a alguna gachí.

Además de realizar ejercicio físico de manera regular y constante, conviene que vigiles tu alimentación y no cometas excesos, ya que todo en su justa medida puede ser bueno. La dieta es un aspecto determinante para conseguir ese cuerpo 10, por eso te invito a que pongas en práctica una serie de consejos alimenticios básicos para después de una intensa sesión de ejercicio y deporte físico de cualquier tipo. Ten en cuenta que es muy importante escoger los alimentos más adecuados para poder recuperar fuerzas pero con pocas calorías, de lo contrario el esfuerzo del gimnasio no servirá de mucho.

Todos sabemos que beber abundante agua es uno de los principales consejos de los expertos para hidratar nuestro organismo. Aunque seguro que no sabes que tras 4 o 6 horas de ejercicio, nuestro organismo optimiza sus capacidades de recuperación para establecer un cierto equilibrio, por eso en este preciso momento es aconsejable beber 2 o 3 tragos de tu bebida energética o de recuperación favoritas. De esta forma lucharemos contra la deshidratación y la acumulación de residuos.

En cualquier dieta posterior al ejercicio físico debe figurar un plato de verduras tiernas cocidas que pueden estar también aliñadas. Otra posibilidad es optar por pasta, arroz o legumbres. De postre te recomiendo optar por algo azucarado, ya sea fruta fresca de temporada, una compota de fruta, arroz con leche, pastel de sémola o un sorbete. Estos son algunos de ingredientes que aconsejan los nutricionistas a la hora de establecer las dietas tras una intensa y dura sesión en el gimnasio musculando nuestro cuerpo.