Cinturones de hombre
Un accesorio básico en cualquier vestuario masculino que se precie es el cinturón. Disponible en múltiples diseños y estilos, es un complemento que nunca pasa de moda y que nos ayuda a conseguir un toque chic y elegante, o bien un aire rebelde y atrevido. La clave para acertar siempre es escoger el cinturón perfecto para cada estilismo.

Una de las tendencias más versátiles es el cinturón de piel liso y con hebilla sencilla, generalmente en color negro o marrón. Lo mejor de todo es que es muy fácil de combinar, por lo que podemos lucir este tipo de cinturones tanto para las citas más elegantes y sofisticadas con traje y zapatos de vestir, como para las ocasiones más informales con prendas de estilo deportivo y desenfadado.

Cinturones de hombre
El cinturón trenzado se ha convertido en un must de la temporada, así que si todavía no tienes esta propuesta que combina lo tradicional con lo informal y urbano, será mejor que te des prisa para hacerte con uno. El cinturón trenzado en goma está especialmente destinado para un look casual con unas Converse y unos jeans desgastados, mientras que si optas por este tipo de cinturón pero en piel, el resto de tus prendas deberán tener un toque más formal y serio.

El cinturón de lona es una de las apuestas más sencillas. De inspiración deportiva en diferentes colores y estampados, combina a la perfección con unos pantalones de pana o unos vaqueros con camisetas informales y urbanas. Para terminar, en los comercios de ropa y complementos de cualquier firma también encontrarás el cinturón de anillas que proporciona un cierto aire rebelde y desenfadado. Según las normas de estilo más básicas, lo mejor es destinar este accesorio para nuestro día a día, pero nunca para las ocasiones de etiqueta y para las veladas más importantes.