Combinar una camisa de hombre
En determinados puestos de trabajo es importante vigilar y prestar especial atención a nuestro vestuario, por lo que muchos hombres se ven obligados a lucir prendas de vestir y trajes de pantalón y chaqueta. Sin embargo, en otras ocasiones tenemos un compromiso social de cierta importancia donde se exige corrección en el vestuario, y es en estos casos cuando surgen las dudas acerca de las prendas más adecuadas, sobre todo para aquellos que no están acostumbrados a este tipo de piezas de ropa.

Por esta razón, el artículo de hoy está dedicado a las camisas de vestir, una prenda que se ha convertido en un indispensable en cualquier fondo de armario que se precie. En la industria de la moda actual existen infinidad de propuestas y estilos, además de una gran variedad de tejidos y de colores que pueden adaptarse a muchas situaciones cotidianas de nuestro día a día, para acudir al bar de siempre con nuestros amigos o para disfrutar de una cena romántica en compañía de nuestra pareja.

Cuando hayas escogido la camisa que más te gusta, tendrás que pensar cómo combinarla. Y para ello, tendrás que considerar los siguientes trucos para no equivocarte con tu estilismo. Las camisas blancas representan distinción y elegancia, así que será mejor combinarlas con looks más sofisticados. Las de rayas marineras suelen ser más apropiadas para nuestro día a día en la oficina, aunque por supuesto depende del estilo de la prenda. En cualquier caso, al tratarse de un diseño estampado suele ser más difícil de combinar con un conjunto de vestir.

Si el diseño de la camisa es algo más informal, también puedes incluso combinarla con unos jeans y conseguir un estilo de lo más urbano y casual. En general esta prenda permite un sinfín de propuestas y combinaciones, donde tan sólo tendremos que fijarnos en los detalles ornamentales de la prenda, como los bolsillos y las costuras, para determinar si es de vestir o casual.