Conseguir más músculo practicando footing
El footing es un ejercicio aeróbico, y como tal, se asocia muchas veces a la pérdida de peso o a un modo de mantenerse en forma. Es por ello que hay hombres a los que le gusta lucir musculatura que prescinden de esta práctica, pero éste es un pensamiento equivocado, ya que la carrera tiene más beneficios de los que se cree, y entre ellos está la posibilidad de aumentar el tamaño muscular mientras corremos.

La clave está en saber diferenciar la finalidad de un ejercicio aeróbico, ya que, dependiendo del nivel de trabajo y de su intensidad, conseguirás perder peso o lograrás aumentar musculatura. El footing implica fuerza y resistencia de piernas, por lo que los músculos trabajarán para lograrlo; este efecto lo notan mucho más las personas que se están iniciando, ya que los primeros meses de práctica crecen y se desarrollan para cumplir con las necesidades de nuestro cuerpo. A todo esto hay que añadirle que sí que lograrás también perder grasa, mejorar las fibras musculares y optimizar el tono y el rendimiento muscular.

Después de estos primeros meses de entrenamiento, es cuando aparece el temor a perder peso y masa muscular, puesto que los músculos se acostumbran al ritmo habitual de la carrera. Si lo que quieres es seguir ganando músculo con la práctica del footing, lo que te interesa es cambiar la manera en que entrenas. A partir de este momento, ya pasarías a lo que se considera un entrenamiento superior, en donde ejecutarás carreras cortas pero intensas. Subir la intensidad aumenta la tensión muscular, ya que evitas que tu cuerpo quede estancado en la práctica habitual.

Esto lo lograrás de un modo más óptimo si incorporas a tus rutinas nuevos tramos donde haya diversidad de terreno, e incluso alguna pendiente. La perfección muscular la lograrás combinando ambos entrenamientos: carreras de intensidad media durante más tiempo, con carreras más cortas a mayor intensidad.