Consejos para afrontar la crisis de los 40
Muchos hombres, al igual que le sucede a una buena parte del género femenino, sufren la temida crisis de los 40 cuando comienzan a sentirse confundidos y nada parece satisfacerles. Ven a su pareja como a una extraña y surge en su comportamiento actitudes irritables.

Esta sensación también afecta tanto a su vida personal como a la profesional, los hijos empiezan a estar en un segundo plano. Un buen número de hombres dejan de cumplir con sus responsabilidades paternales y se alejan de su pareja. Esta actitud también repercute en las relaciones con sus amigos.

Para hacer frente a esta crisis de los 40 existen una serie de consejos que pueden ayudar a superarla más fácilmente. En primer lugar conviene ser razonable y aceptar que te sientes desorientado y no sabes lo que realmente quiere. Conviene evitar el alcohol y el tabaco, realizar ejercicio de forma regular y llevar una alimentación sana, sin olvidarse de disfrutar de algún capricho de vez en cuando.

Una situación de estas características puede arruinar la vida familiar y laboral que tanto te ha costado mantener, así que determina si realmente desea poner fin a su relación de pareja y las consecuencias que pueden derivar.

Resolver esta crisis sin la ayuda de un profesional puede llevar de tres a cinco años, sin embargo con el tratamiento de un experto, como por ejemplo un terapeuta familiar, puede suponer un gran apoyo, así que no tengas de miedo de pedir ayuda o consejos.

Esta crisis emocional afecta a todo tipo de hombres, sin importar la clase social, el origen o la religión a la que pertenezcan. En función de la personalidad y la situación de cada hombre, puede resolverse más mejor en unas personas que en otras. En cualquier caso, es una crisis que puede solucionarse con apoyo de los amigos y de la familia en la mayoría de los casos, siendo tan solo un trastorno pasajero.