Consejos para eliminar el mal olor de los zapatos
El olor en el calzado es una de las cosas más desagradables del mundo, hay personas que son más propensas a sufrir este problema que otras. En general los hombres tienden a sudar más que las mujeres, por lo tanto conviene vigilar los hábitos de limpieza y de mantenimiento del calzado para evitar este molesto inconveniente.

La mayoría de las veces, después de una dura jornada de trabajo, de una fiesta loca con los amigos o después de haber practicado deporte, nos encontramos que al llegar a casa nuestro calzado huele bastante mal. Aunque otras veces el olor también aparece incluso cuando no hemos hecho un gran esfuerzo físico.

Si en tu caso el olor está producido por un exceso de sudor en los pies, lo mejor es que consultes al médico un tratamiento para poner fin a este problema. Otra opción también puede ser poner en práctica una serie de trucos con los que eliminarás el mal olor de pies de una forma fácil y rápida.

Lo primero que tienes que hacer es extraer las plantillas de tu calzado y sumergirlas en un recipiente con productos específicos para ellas, en función del tipo de material de tu plantilla. A continuación, debes limpiar el interior del zapato con ayuda de un trapo humedecido en agua con jabón, elige el aroma que más te gusta.

Una vez aclarado el jabón tanto de tu calzado, como de tus plantillas, tienes que dejarlas ventilar en un lugar bien ventilado. Cuando estén bien secas, coloca en su interior talco desodorante, esto hará que se absorba la humedad que todavía esté acumulada por cualquier rincón oculto de tus zapatos.

Un consejo es que si se trata de un calzado que no vas a utilizar durante bastante tiempo, es mejor que coloques un pequeño carbón vegetal para hacer desaparecer el olor que se pueda haber acumulado.