Égoïste de Chanel
Con la Navidad tan cerca, las principales marcas de moda, complementos y cosmética empiezan a lanzar sus propuestas para esta temporada. Y como era de esperar la prestigiosa firma Chanel no podía ser menos.

Un clásico de la marca francesa es Égoïste, un perfume para el hombre único e independiente que busca la sofisticación y la elegancia. Su aroma fresco pero con carácter tiene un toque original con un fuerte distintivo que marca la diferencia y unas notas amaderadas, con aires orientales.

En su composición destacan también las notas frutales, afrutadas y especiadas, lo que da lugar a una fragancia deliciosamente fresca, pero con personalidad. No cabe duda de que se trata de una de las fragancias más emblemáticas de la casa parisina, que desde su creación en 1990 no ha dejado de cosechar grandes éxitos entre el público masculino, y debería añadir que también entre el femenino, ya que su aroma es irresistible para algunas féminas.

El perfumista encargado de diseñar esta fragancia fue Jacques Polge, quien también es responsable de otros aromas como Coco Mademoiselle, Allure Homme Sport, Antaeus y la última propuesta de Chanel para hombre, Bleu.

Después de 30 años en la industria de los perfumes y concretamente en la casa francesa, Jacques Polge ha conseguido hacerse un hueco muy importante en la firma e incluso lo más difícil de todo, mantener viva la mítica fragancia Nº 5, que ha dado fama mundial a Chanel.

El perfumista siempre cuida al máximo pequeños detalles que hacen que cada nueva fragancia sea original y fiel al estilo de la firma parisina. Para lo que es fundamental una correcta selección de los materiales que deben ser de primera calidad.

Su experiencia y talento han logrado grandes éxitos como Égoïste, un clásico de Chanel actualizado para adaptarse perfectamente a las exigencias del hombre cosmopolita e independiente.