Ejercicios para el dolor de espalda en los hombres
El dolor de espalda es un mal que va creciendo día a día en la sociedad actual. Las costumbres que tenemos de pasar tantas horas delante del ordenador, tirarnos de cualquier manera en un sofá, cargar con pesos, etc., están haciendo que cada año se incremente el número de lesiones de espalda. En los hombres, ese dolor se acentúa concretamente en la parte baja, provocando lumbalgias y, en el peor de los casos, hernias de disco.

Llevar una correcta educación postural te ayudará a evitar o corregir este tipo de molestias. La manera correcta de sentarse es con la zona baja completamente recta, para ello es necesario acostumbrarse a hacer una serie de ejercicios pélvicos de aproximación hasta delante, relajando y contrayendo en varias series. Las sentadillas son uno de los mejores ejercicios para corregir esa mala postura, recuerda tener los pies paralelos y la cadera en línea con ellos. No es tan importante hasta donde seas capaz de bajar, sino lo pegada que tienes la espalda a la pared.

Si no tienes costumbre de hacer sentadillas lo ideal es que empieces apoyándote en una pelota de grandes dimensiones, te ayudará a deslizarte y a tomar la postura correcta en los hombros. Otro ejercicio que te ayuda a ejercitar esta zona y que es muy simple es, tirado en el suelo, con las piernas dobladas, presionar un balón con las rodillas mientras levantas la pelvis y pegas los lumbares al suelo. Repítelo varias veces.

La natación es también buen ejercicio para la espalda, pero eso dependerá de lo importante que sea la lesión. Si tienes fallo en algún disco es mejor que consultes el estilo, ya que en algunos casos nadar de espalda acentúa más esa dolencia porque la zona baja la pones completamente cóncava. Los ejercicios que mejor van son las flotaciones. Lo mejor es en una piscina que te llegue por la cintura, aproximadamente. Y como siempre que hablamos de deporte, importante: calentar, ejercitar y por último, estirar.