El entrenamiento perfecto para hombres
En poco tiempo estará el verano aquí y los gimnasios empiezan a poblarse de gente en busca de bajar esos kilitos que se cogieron en Navidad y que quieres soltar para lucir cuerpazo en la playa o en la piscina. Cuando te planteas ir al gimnasio te surgen las dudas de qué debes hacer primero, ¿las pesas o el cardio? Toma nota a continuación para que puedas tener un entrenamiento perfecto:

– En primer lugar tienes que hacer un calentamiento genérico, algo de cardio para poder aumentar la temperatura general de tu cuerpo. De 3 a 5 minutos será suficiente.

– A continuación ponte con el calentamiento específico, que será aquel en el que prepares las zonas que se van a trabajar durante la sesión para así evitar lesiones.

– Lo siguiente será el entrenamiento de pesas, es muy importante que los hagas al principio ya que el músculo conserva todavía toda su energía y es la única manera de que los esfuerzos que hagas puedan tener la suficiente intensidad como para obtener resultados.

– Después vendrá el ejercicio cardiovascular, no es obligatorio pero si lo haces debe ir al final de la sesión aunque antes de lo que harás en el último punto. En estos ejercicios no necesitas esfuerzos muy intensos y como has gastado toda la energía en las pesas lo que se quema es la grasa. Además no es muy recomendable realizar intensos esfuerzos después de haber sudado ya que la deshidratación multiplica el riesgo de lesiones musculares o contracturas.

– Para terminar, realiza una sesión de estiramientos ligeros para que el cuerpo se habitúe de nuevo a su estado antes de entrar al gimnasio. Todo esto no debe llevarte más de una hora, aunque si vas a comenzar en un gimnasio te recomiendo que empieces con media horita diaria y al cabo de dos semanas dobles el tiempo.