El lenguaje corporal
El lenguaje corporal puede ser tan importante a la hora de relacionarnos como nuestra ropa, nuestra sonrisa, e incluso nuestro físico o el estado de ánimo. De esta forma, aunque podamos presumir de tener un cuerpo 10 y el mejor estilismo del mundo, si no sabemos comportarnos es más que probable que destrocemos la imagen perfecta que tanto nos ha costado conseguir.

En este sentido nuestros gestos, posturas o incluso la mirada pueden decir muchas más cosas de ti, que tú mismo. Toma buena nota de los consejos que aparecen a continuación para conseguir deslumbrar a cualquier persona tan sólo siendo tú mismo, sin falsas apariencias de ningún tipo. Y esto se puede aplicar tanto en tus técnicas para ligar, como en una reunión o presentación en tu trabajo o en tu universidad.

En primer lugar debes evitar meter las manos en los bolsillos, es una conducta muy típica cuando estamos inseguros, nerviosos o incómodos. Debes saber que este simple gesto te delata, así que en la medida de lo posible trata de evitar esta costumbre.

Cuando te diriges a cualquier persona, tampoco es aconsejable moverse demasiado, ya que terminarás por molestar a la persona con la que estás hablando. En este sentido es importante mirarla a los ojos, puesto que revela el clásico gesto de inseguridad o falta de confianza en uno mismo.

Tu postura debe permanecer erguida, recuerda que tu actitud es la imagen que vendes al mundo, así que cuídala como haces con cualquier prenda o accesorio. La última recomendación de los expertos es dar pasos largos pero tranquilos, sin prisas. Aunque pueda resultar extraño, las zancadas de este tipo demuestran seguridad a la hora de marcar un rumbo en nuestro camino.

Después de leer esto, seguro que te has dado cuenta de que sueles hacer alguno de estos gestos, pues ahora que lo sabes tan sólo tienes que tratar de evitarlos poco a poco hasta que elimines totalmente estas feas costumbres.