Hydrix, el gel hidratante de Lancôme
En esta época del año hay que tener especialmente cuidado con las partes de nuestro cuerpo que quedan expuestas al frío y al viento, especialmente el rostro. Lancôme sabe que el cuidado de tu piel, expuesta a estas condiciones climáticas, debe tener un tratamiento especial, por ello ha diseñado Hydrix, un gel hidratante con micro-nutrientes, desde luego mucho más que hidratación.

Los resultados del tratamiento son visibles al cabo de unas cuatro semanas, logrando proporcionar una piel mucho más confortable en un 96%, además de conseguir una cutis más suave. Otra de sus ventajas es que alivia y calma la piel sin dejar esa molesta sensación de irritación.

La forma de aplicación es muy fácil, tan solo tienes que realizar suaves toques por todo el rostro con la yema de los dedos, a través de un masaje constante notarás que mejora la hidratación de las capas superiores de la epidermis.

En su fabricación destacan componentes como la vitamina E y la jalea real, estas sustancias naturales permiten que la textura del producto sea más ligera y no grasa. La cuidada selección de los materiales permite una hidratación fresca que se absorbe muy rápidamente y no deja esa desagradable sensación pegajosa en la piel.

Otro producto de la gama de Lancôme es un gel limpiador que la firma ha bautizado como los esenciales. Es apto para todas las edades y es un complemento perfecto para la higiene y el cuidado diario de la piel. Puedes utilizarlo antes del gel hidratante Hydrix, para limpiar y purificar tu cutis y así obtener mejores resultados.

Lo mejor de todo es que no reseca y es fácil de aclarar. Lo tienes que aplicar por la mañana y por la noche sobre el rostro humedecido con agua tibia. Aplícatelo mediante suaves masajes hasta que comience a formarse espuma y después aclara con agua.