La elegancia y la clase de Pep Guardiola
Pep Guardiola es un ejemplo a seguir, no solamente por su profesionalidad, sino por su elegancia y clase. Tanto es así que en poco tiempo se ha convertido en uno de los hombres más atractivos en el mundo del fútbol. El entrenador del Barcelona demuestra una actitud meticulosa en todo lo que hace. Además, su preocupación por la estética futbolística, proyectando en el equipo que dirige su propio estilo y saber estar tanto dentro como fuera de los terrenos de juegos.

Con Guardiola se han quedado fuera de percha los entrenadores chandaleros y futbolistas macarrillas dejando patente que el deporte también puede ser cosa de señores después de salir de los vestuarios, su buen gusto por la moda le permite lucir siempre impecable. Apuesta por trajes y modelos compuestos de chaqueta y corbata con pantalones ligeramente estrechos y corbata delgada, casi siempre del mismo color que el traje, lisa o rayada. Esa es la calve de Pep, un estilo que marca tendencias.

Cabe decir que cuando era más joven ya hizo sus pinitos en el mundo fashion desfilando por amigo y diseñador Toni Miró en la mismísima pasarela Gaudí. Muchos aseguran que su buen gusto por la moda se terminó de curtir por su paso por Italia, mientras otros señalan a su esposa como la responsable de tal caché, pues ella es encargada de una importante tienda de ropa en Manresa (Bacelona).

En cualquier caso, nadie duda qu es uno de los españoles más elegantes siendo más que habitual verle con trajes de Dior, Prada o Armani. Pero lo bueno de Pep es que es muy diversos, por lo que tampoco nos llega a extrañar cuando le vemos con looks más informales, para esas ocasiones apuesta por vaqueros también apitillados que combina con camisetas de colores de contraste y jerséis multicolores. Su color favorito es el lila o morado.