La rinorrea, moquillo nasal que afecta a deportistas
Hay mucha gente que, en cuanto empieza a moverse, la nariz inicia un incómodo goteo, esta secreción nasal que ocurre sólo al realizar movimientos se denomina rinorrea durante el ejercicio, y suele afectar en mayor medida a nadadores y corredores, y en muchas ocasiones se confunde con un proceso alérgico, pero no siempre tiene por qué estar relacionada con una rinitis alérgica, aunque en ocasiones sí que puede formar parte de ella.

Por lo general, tiene su origen en una rinitis inducida por el ejercicio (RIE) y se debe al mayor flujo de aire nasal que necesitamos al correr o realizar otro tipo de movimiento, ya sea en un sitio cerrado o en espacios al aire libre. A los nadadores les suele afectar a causa de la larga exposición a los químicos derivados del cloro, ya que pueden inflamar la mucosa nasal, lo cual incrementa la posibilidad de sufrir sus síntomas.

En los corredores, la rinorrea es frecuente por la exposición al aire frío del exterior, a la humedad y a la polución ambiental. En realidad, no es un problema que revista gravedad alguna, pero sí que es muy molesto debido a la combinación de goteo nasal, congestión, picor de nariz y ojos…, por lo que conviene tener en cuenta algunas medidas para reducir sus efectos. Por ejemplo, para correr o realizar otro tipo de ejercicio al aire libre, se recomienda no escoger las horas más tempranas del día ni tampoco las nocturnas, por ser éstas las que mayor concentración de alérgenos tienen, y procurar evitar zonas de gran polución ambiental, así como ambientes muy húmedos o muy secos.

Para piscinas y demás ejercicios de sala, lo ideal es acudir a unas instalaciones que cuenten con un buen sistema de ventilación y temperaturas no muy bajas. En cualquier caso, la rinorrea no tiene por qué ser un impedimento para entrenar.