La solución para barbas con pelos enquistados
El mercado actual cuenta con gran variedad de productos que tratan tanto el pre, el post, como el propio afeitado. También son más los hombres que cuidan su piel a diario para problemas de grasa, sequedad, fatiga, etc. Cada vez son más las soluciones que la cosmética masculina pone a vuestro alcance para tratar las pieles sensibles, pero a veces no es suficiente para evitar que el afeitado diario termine por irritar la piel. El que un pelo se enquiste suele terminar por formar una pequeña infección que, a parte de ser antiestética, es molesta y, en algunos casos, dolorosa.

El origen de dicho enquistamiento viene producido cuando el pelo, al nacer, no encuentra un poro de salida y en cierto modo, empuja al exterior, produciendo esas espinillas al no encontrar su camino. Consulta con tu médico o farmacéutico a cerca de Fucidine, es una crema con receta médica, elaborada para tal efecto y que está compuesta por ácido fusídico y como excipientes: sorbato de potasio, butilhidroxianisol, alcohol cetílico, glicerol, parafina líquida, polisorbato 60, vaselina y agua purificada. Fucidine es un medicamento especializado de uso tópico. Tiene dos efectos: el más inmediato consiste en aliviar al instante la sensación de picor y calentura, calmando la zona en el momento de la aplicación. Su segundo efecto, muy importante, es que en pocos días ayuda a abrir el poro, como si quisiera indicarle al pelo el camino a seguir.

Fucidine se aplica sobre la piel limpia y sólo en la zona a tratar, no es un bálsamo. Una vez que la piel rompe y deja crecer el pelo se debe parar su uso. Existe otro medicamento cuya composición y finalidad es muy similar, se llama Nesfarén, pero yo no lo recomendaría para la barba ya que contiene antibiótico, y a pesar de ser invierno, el sol imperceptible te amarillearía la zona donde lo has aplicado.