Ser como los más guapos en 2011
Hace un tiempo la revista People publicó su esperada lista de los hombres más guapos del 2011, lista encabezada por el actor Ryan Reynolds, protagonista absoluto de la película “Enterrado” y exmarido de la sensualísima Scarlett Johansson (¡Vaya parejita!). El segundo puesto lo ocupa el también actor de moda John Hamm de Mad Men, y completa el podio Kellan Lutz, conocido por su papel de la familia Cullen en la Saga Crepúsculo. Otros nombres que nos podemos encontrar entre los destacados del ránking son Zac Efron, Robert Downey Jr., Vin Diesel o Justin Timberlake.

Está claro que los y las celebrities tienen muchos boletos para estar en los primeros puestos de este tipo de listados que destacan a los guapos oficiales, pero si los miramos detenidamente, empezamos a encontrar similitudes entre unos y otros, es decir, en vez de fijarte simplemente en sus rostros, párate a mirar lo que les une a todos ellos, y ahí está la clave para descubrir la tendencia del atractivo actual. Parece ser que el hombre acartonado, elaborado por músculos al 100 por 100 ha dejado de seducir para dar paso a un hombre con musculatura más de calle, más obrera.

A la mujer de hoy en día le atrae un hombre con unos músculos definidos pero que su aspecto no sea el de un idólatra de gimnasio. Se pone de moda un outfit más casual, más desaliñado pero cuidando los detalles. Un look desenfadado que acabe con la imagen de aquel metrosexual que tardaba más horas que nosotras en arreglarse. Barbita de tres días, peinados “despeinados”, largos de pelo como de un par de meses, pero eso sí, que no te hagan parecer un abandonado. En cuanto al modo de ser, un poquito de inmadurez pícara y mucho sentido del humor, se convertirán en tus armas infalibles ante cualquier mujer.