Seamos realistas, no existe ninguna fórmula mágica para conseguir un cuerpo perfecto en poco tiempo y sin esfuerzo. La clave para lograrlo es practicar deporte de manera regular, llevar una dieta sana y equilibrada, y corregir los hábitos de vida más perjudiciales...