Abdominales perfectos con cirugía estética
Hubo un tiempo en que la cirugía estética parecía algo inalcanzable para la gente “de a pie”, y parecía patrimonio exclusivo de las más grandes estrellas del cine, la música y la televisión; con el tiempo, fue siendo más habitual observar como numerosas mujeres de oficios más comunes empezaron a pasar por quirófano, especialmente para realizarse aumento de pecho y liposucciones.

Esta práctica llegó a ser tan habitual, que ahora ya son muchos los hombres que empiezan a realizarse operaciones de cirugía estética, más allá de la rinoplastia (corrección de la nariz), y poco a poco se van viendo más tratamientos de belleza exclusivos para hombre.

Éste es el caso de las operaciones más actuales para lograr unos perfectos abdominales masculinos, llegando más allá de la tradicional abdominoplastia, que consistía en la eliminación de piel caída y/o grasa acumulada en la zona abdominal, por lo que podías lucir un vientre plano. Por supuesto que esta operación ha cosechado muchos éxitos a lo largo de los años, sólo que no te ofrecía la imagen trabajada y esculpida que, a lo mejor, estabas buscando.

En la actualidad, estas operaciones no sólo te dejan el vientre plano y disminuido de grasa, sino que también te ofrecen la posibilidad de colocarte, estratégicamente, unos implantes que vayan dando esa forma musculosa tan deseada, a modo de la famosa “tableta de chocolate”. Este tipo de implantación masculina ya lleva un tiempo desarrollándose exitosamente en otras zonas del cuerpo, como pueden ser los pectorales, ayudándote a conseguir una imagen mucho más trabajada y sinuosa de lo que por ti mismo eres capaz de conseguir en un gimnasio.

Cualquiera de las 2 modalidades está teniendo una gran acogida, puesto que no todos los cuerpos reaccionan de la misma manera a las sesiones de ejercicio muscular, amén de otras personas que, por diversos motivos, no realizan ningún tipo de rutinas y ahora ya pueden lucir un torso perfecto.