Cera fijadora para hombre
Para conseguir que nuestro peinado permanezca intacto durante horas, resistiendo al frío, a la lluvia y a las condiciones meteorológicas más adversas, debemos tener en cuenta cuáles son las necesidades de nuestro cabello para escoger el producto de fijación más adecuado. Una tarea nada fácil, si tenemos en cuenta la infinidad de productos y tratamientos que encontramos en el mercado actual, con todo tipo de texturas, firmas y promesas que nos aseguran los mejores resultados.

Gel fijador, espuma rizadora, aguas de peinado con efecto húmedo y ceras, son algunas de las propuestas que encontrarás en tu tienda de cosmética habitual. Si no sabes cuál de todos estos fijadores puedes utilizar, te recomiendo escoger la cera, una gran desconocida que se perfila como la mejor apuesta de todas. Y en los párrafos siguientes te explicaré por qué.

Con la cera conseguimos fijar el peinado de una manera mucho más flexible que con cualquier otro producto, siempre y cuando utilicemos la cantidad exacta. Aplica el producto con suaves toques en las puntas y con una cantidad del tamaño de un garbanzo, para evitar que parezca que llevamos semanas sin lavarnos el cabello, es decir cuanto menos, mejor.

Otra ventaja de la cera es que con poca cantidad conseguimos un resultado increíble, algo que también notaremos en nuestro bolsillo. Además, es muy versátil, pudiendo aplicarse con el cabello húmedo o casi seco. Con ayuda de los dedos y de la palma de las manos, deberás extender el producto a lo largo de todo el cabello mientras vas dando la forma deseada.

La última ventaja de utilizar cera fijadora, en lugar de los clásicos como la gomina y la espuma, es que se elimina muy fácilmente con cualquier champú común. Un producto que además no es agresivo con el cuero cabello, siempre y cuando utilices una firma de calidad, como por ejemplo Garnier, un clásico de la industria.