Cristiano Ronaldo y su hijo, imagen de TAG Heuer