Cuidados capilares para hombre
Son varios los factores hormonales que diferencian a los hombres de las mujeres, y en lo que a estética se refiere como caballo de batalla nos encontramos la celulitis para ellas y la calvicie para ellos. En ambos casos el problema se acentúa cada vez más en edades más tempranas, por lo que hay que ponerse manos a la obra y tratar de ofrecer al cabello los cuidados que necesita para demorar la caída el mayor tiempo posible, en el caso de los chicos.

La caída de cabello ocurre no sólo en generaciones más jóvenes que hace unos años sino que también está mucho más extendida que entonces, lo que nos obliga a pensar que el cambio de ritmo de vida tiene bastante que ver con este hecho. Eso se debe fundamentalmente a 2 cuestiones: por un lado las prisas provocan estrés y este estrés se manifiesta claramente como caída del cabello. Por otro lado, esas mismas prisas han hecho que los hábitos alimenticios cambien considerablemente, algo que repercute notablemente también en el pelo.

Una dieta sana y equilibrada siempre va a favorecer que la sangre transporte al folículo piloso todos los nutrientes que necesita para que el cabello nazca y se mantenga con fuerza. Disponer de poco tiempo para comer no es incompatible con la comida sana, es cuestión de mentalizarse e incluir más verduras en la dieta diaria, algo que el pelo agradece de un modo muy notorio y rápido.

Como cuidados externos, es fundamental te laves la cabeza con champú y no con el gel de baño (a no ser que especifique que es un 2 en 1) y a ser posible que elijas uno que cubra tus necesidades (caspa, grasa, etc.). El pelo se puede lavar todos los días, lo que no se puede hacer es mojarlo a diario en la ducha sin pasarle champú, un error que cometen muchos hombres. Acostúmbrate a masajear el cuero cabelludo todas las noches con pequeñas fricciones circulares, lo que estimulará el riego sanguíneo y hará que el alimento que necesita el pelo llegue mejor.