Depilación facial masculina
Los tiempos han cambiado y ese es el punto de partida para que los hombres empiecen a comprender que los cuidados estéticos masculinos no tienen que ver exclusivamente con los personajes del mundo de la farándula ni, mucho menos, con ser un “afeminado”. Entre estos cuidados aumenta cada vez más la depilación en los hombres, con una gran afluencia de demandas en lo que a técnicas corporales se refiere, pero la depilación masculina abarca también otras áreas, como puede ser el rostro.

La depilación facial masculina es un cuidado estético muy sencillo y que hará que luzcas una apariencia más limpia, menos rudimentaria, pero igual de varonil. Más allá del afeitado y recorte de barba y patillas, cada vez son más los hombres que empiezan a cuidar sus cejas, puesto que generalmente son zonas que están muy pobladas y que afean la mirada y deslucen el conjunto global de la cara.

Lo más habitual es comenzar por depilarse el entrecejo, puesto que unas cejas muy unidas dan la impresión de unicejo que nada favorece, pero con cautela, ya que unas cejas muy separadas tampoco le quedan bien a nadie. En cuanto al exceso de pelo en las partes superior e inferior de la ceja, hay que ser muy precavido, especialmente con esta última, ya que el párpado móvil es propenso a lesiones y futuros descolgamientos.

Lo más importante es encontrar desde el principio la forma más cuidadosa para depilarse, por lo que yo te recomendaría que acudieras a un salón de peluquería y estética antes de iniciarte en técnicas caseras. Es importante que te dejes ayudar por especialistas, ya que te enseñarán a diseñar tu ceja y eliminarán solamente los pelos que realmente te sobran, de este modo, podrás mantener esa forma en tu casa retocándote con la pinza única y exclusivamente cuando sea necesario.