El estilo de Daniel Carbonell, líder de Macaco