El estilo de Fran Martínez, un actor encantador