Fragancias masculinas de Angel Schlesser
Angel Schlesser tiene una verdadera colección de fragancias sutiles, naturales, seductoras y exóticas que encuentran en el verano el mejor aliado para disfrutar del frescor de cualquiera de ellas:

– Madera de Naranjo: nos envuelve con una salida a base de cítricos: naranja, limón y mandarina. Seguidamente, un corazón fresco pero especiado debido a la verde menta, el aromático anís estrellado y el minúsculo petit grain. Y un fondo confortable de notas de madera de naranjo, cedro y musgo de roble, junto con la sensualidad que muestra el pachuli.

– Ambre Frais Homme: el frescor del agua combinado con la riqueza del ámbar, dos elementos naturales que se complementan. Una fragancia que tiene carácter, es apasionada. Atrae, seduce, cautiva.

– Esprit Gingembre Homme: abre con la bergamota, cálida y mediterránea. Le acompaña el pomelo rosa, femenino y audaz, que le aporta un vibrante frescor, y la atrevida juventud de la clementina, alegre y descarada. En el corazón, se revela con toda su fuerza el exótico espíritu de la flor del jengibre redondeado por el acento especiado de la pimienta blanca, tan sensual. El acorde de flor acuática de loto añade transparencia, naturalidad y pureza, y nos evoca la calma de un jardín japonés, el murmullo del agua en sus secretos estanques. En el fondo, surgen los acordes del musgo de encina, generoso, húmedo y lleno de personalidad, junto al seductor almizcle blanco y el persistente cedro blanco.

– Esencial Men: de salida cítrica con notas frescas, crece en intensidad en el corazón de aromas amaderados, para convertirse en sensual, cálida y perdurable en su fondo oriental y sorprendente.

– Homme: hojas de shisu, bergamota, mandarina y un acorde verde acuoso en su salida. El cuerpo, maderas de cedro, vetiver y sándalo con notas de jengibre y acentos herbales de lavanda y arroz. En el fondo, almizcle blanco, musgo de encina y un acorde de maderas nobles.