Los cronógrafos automáticos de Alexander Shorokhoff
El hombre moderno y cosmopolita no sale de casa sin un reloj en la muñeca. El control de tiempo es algo fundamental en nuestra vida diaria. Existen muchos tipos de relojes, pero ninguno como el cronógrafo automático Avantgarde CA02 de Alexander Shorokhoff. Un modelo que incorpora la tecnología de la Alta Relojería al combinar un movimiento automático aligerado y decorado a mano, un trabajo artesanal fabricado pieza a pieza, con una caja de acero inoxidable reforzada con 49 milímetros de diámetro.

La colección de cronógrafos automáticos Avantgarde CA02 agrupa tres modelos diferentes, caracterizadas por sus esferas en blanco plata, en beige y en negro, con todas las peculiaridades de Alexander Shorokhoff. Cada uno de estos relojes luce cristales de zafiro con tratamiento antirreflejos, tanto en el frontal como en la parte posterior, un material perfecto para poder contemplar un movimiento calibre ETA 7750 con puentes y pletinas decorados artesanalmente, además de tornillería tintada en azul.

El montaje de cada unidad ha sido encomendado a un único maestro relojero, lo que garantiza un extra de perfección en el proceso. Esa calidad se potencia con una prueba final de funcionamiento de más de 100 horas en los bancos de ensayos de la firma. Por no hablar de la personalidad singular que derrocha cada pieza del cronógrafo Avantgarde CA02 gracias a una esfera de grandes contrastes geométricos. Las diferentes manecillas redondean esa sinfonía de formas.

Finalmente, decir que la correa es de cuero auténtico y la hebilla de acero inoxidable, pulida a mano. Los cronógrafos automáticos Alexander Shorokhoff Avantgarde CA02 estarán disponibles en 25 importantes joyerías españolas con un precio final de 1990 euros.