Nueva fragancia masculina Decibel de Azzaro
En los últimos tiempos, la casa Azzaro está dibujando una tendencia cada vez más clara hacia un público más joven, prueba de ello es Decibel, su apuesta del 2011, y que se desliga de la imagen tan clásica que la marca había conseguido entre su público masculino, allá, a finales de los 70. Llena de juventud, con un diseño muy original, y un aroma chispeante, esta nueva propuesta se revela como un nuevo icono juvenil.

Decibel posee una particular imagen inspirada en la música rock, lo que simboliza una personalidad rebelde y un espíritu joven, sin miedo a los excesos, y con una fuerza vital que toma su energía del poder del sonido a un alto volumen; y de ahí toma también su nombre, de la unidad de medición del mismo, y cuya abreviatura dB será el logotipo de esta nueva fragancia. Esta rockera imagen la protagoniza en su cartel promocional Julian Casablancas, vocalista de la banda estadounidense The Strokes.

La música se percibe también en el diseño del frasco, puesto que su forma simboliza un micrófono que refuerza la representación de la voz como potente instrumento musical, así como la personalidad de quien lo usa. Un vidrio negro de acabado brillante, coronado por una cabeza gris, tipo malla metálica, en la cual presionarás para activar la válvula del spray. Una joya de coleccionista para los amantes de la música.

En cuanto a descripciones olfativas, Decibel posee sus notas principales obtenidas de aldehídicos, mandarina verde, regaliz, violetas, incienso, vetiver, granos de tonka y vainilla. En su salida, es donde se muestra una línea central de tipo inciensada con diferentes niveles aromáticos alrededor, destacando una nota central de caramelo tostado, ligeramente ahumado y con dejes de resina mentolada, que también permiten percibir la madera de arbustos en torno al vetiver con pachuli.