Nuevo Volkswagen Polo 2018
El Volkswagen Polo se ha convertido en el utilitario más de moda entre los conductores más jóvenes, el coche que toda universitaria quiere conducir, pero además es el coche modelo dentro del segmento B, que ahora llega cargado de novedades en tanto en diseño como en el apartado tecnológico. A continuación vamos a destacar sus cambios más importantes:

El Volkswagen Polo se presenta renovado en su sexta generación. Se asienta sobre la plataforma MQB A0, que le hace ser más largo en sus dimensiones exteriores (hasta los 4,05 metros), y en mayor medida en su batalla y en sus cotas interiores. Al crecer la distancia entre ejes, crece también el espacio disponible en el habitáculo y eso se agradece, especialmente notable en las plazas traseras. También crece el maletero, que ahora ofrece un volumen de 351 litros.

En diseño el nuevo Polo toma prestados algunos detalles del resto de modelos Volkswagen pero se define claramente por ser más deportivo, musculoso y amplio que antes. Elementos como el paragolpes, los faros, las aletas o los grupos ópticos (delanteros y traseros), le dotan de gran personalidad.

Nuevo Volkswagen Polo 2018
Volkswagen es tecnología pura, por eso el Polo no le falta de nada, de hecho incluye sistemas hasta ahora reservados a los modelos superiores de la marca. Por ejemplo, el Front Assist para una buena frenada de emergencia en ciudad o la detección de peatones. Opcionalmente tiene el control de crucero, la vigilancia del ángulo muerto, el asistente de salida de aparcamiento o el park assist.

En mecánicas tenemos tres alternativas: Gasolina, diésel y de gas natural. En el primer grupo, el del TSI, figuran cuatro opciones, de 65, 75, 95 y 115 CV; el apartado diésel lo forman dos TDI de 80 y 95 CV; la opción ecológica es el TGI de 90 CV, que además es el primer motor de este tipo con turbo que se ve en el panorama actual. En la cima figura el VW Golf GTI, que esconde bajo el capó un 2.0 TSI de 200 CV. A partir de 95 CV, la marca permite al usuario elegir entre el cambio manual o el automático DSG de doble embrague.

Las posibilidades de personalización son brutales: hasta 17 colores para el salpicadero, 12 colores de llantas y 11 configuraciones de asientos están disponibles para el nuevo modelo. Tres líneas de equipamiento definen la gama (Edition, Advance y Sport), junto a otros tres paquetes de equipamiento (R Line, Black y Style).

Y todo ello fabricado en España. Concretamente el nuevo Volkswagen Polo se ensambla en la planta de Landaben en Navarra, igual que las cuatro generaciones anteriores. Llegará a los concesionarios a principios de octubre de este mismo año y lo veremos circulando por las calles de casi todas las ciudades del viejo continente. Aunque no se han confirmado precios, calculamos que el pequeño de la gama VW podrá ser tuyo por poco más de 10.000 euros.