Tirantes masculinos para diferentes estilos
Los tirantes son una propuesta masculina que despierta opiniones muy diferentes y contrastadas, tanto en hombres como en mujeres. Algunos los adoran y otros en cambio los aborrecen, en cualquier caso es una propuesta interesante que vuelve a estar muy de moda.

Tal vez sea un estilo demasiado formal y más adecuado para ejecutivos, que por cuestiones laborales resultan un complemento imprescindible en su look. Aunque no debes olvidar que algunas mujeres los consideran un detalle de estilismo muy sexy.

Para acertar con tu estilismo, lo mejor es saber escoger el modelo más apropiado y saber combinarlo adecuadamente. Si te gusta esta propuesta, lo mejor es que apuestes por tonos oscuros como el gris, el negro o el marrón chocolate, que son los más fáciles de combinar, y mucho más elegantes.

Si tienes un espíritu mucho más juvenil y te gusta llamar la atención y sorprender, lo mejor es que optes por tonos fuertes e innovadores, pero asegúrate de que el resto de prendas son más sobrias y sencillas. Este complemento masculino además de práctico, ayuda a estilizar la figura masculina. No presiona la cintura ni produce esas desagradables y antiestéticas arrugas que provocan el cinturón. Lo mejor de todo es que consiguen disimular el abdomen prominente, a la vez que proporciona esa agradable sensación de mayor confort y comodidad.

Mi recomendación personal es que si vas a lucir un elegante traje de pantalón y chaqueta, no te olvides de los tirantes, ya que aportan elegancia y sofisticación. Para conseguir un look más de diario, unos tirantes de un solo color por ejemplo en blanco, y una camisa estampada con unos jeans, son la opción más acertada. Si te gustan los colores más llamativos, unos tirantes rojos o verdes y una camiseta blanca, son una opción también interesante.